Excursión a Viella y el valle de Arán


Hemos realizado una pequeña escapada al valle de Arán.

Vielha o Viella es la capital de comarca del valle. Es un municipio situado en el pirineo catalán.

Esta ciudad pirenaica está situada a 974 m de altura y rodeada de cumbres que superan los 2000 m.

Vielha ha sido nuestro punto de salida para disfrutar unos días de naturaleza y gastronomía. Tres días intensos e interesantes. Han sabido a poco.

Nos hemos alojado en el hotel Tryp Vielha. Puedes ver mi opinión en tripadvisor. Está situado en el centro de la población, con fácil aparcamiento.

Llegamos al mediodia y una vez realizada la entrada al hotel nos dirigimos a visitar los pueblos de Les y Bossòst por la carretera que lleva a Francia.

Les es el último pueblo español antes de entrar en territorio francés.

Cuentan con una tradición que se ha hecho famosa en todo el Pirineo. Se trata de la llamada Crema deth Haro. Consiste en quemar durante la noche de San Juan (23/24 de Junio) un tronco de abeto al que se le han cortado todas sus ramas. La ceremonia finaliza con un baile alrededor del haro encendido, mientras en la plaza se sirve el “vin caud”, vino caliente con azúcar, ron y fruta que se toma junto a la tradicional coca de San Juan.

Unos días más tarde, el 29 de junio, festividad de San Pedro, tiene lugar la “Quilha deth haro”, es decir, la plantada del nuevo Haro. Los recién casados tienen el honor de distinguirlo con una corona de flores, como rito para pedir fecundidad. Este árbol preside la plaza vieja de Les durante un año, hasta la próxima noche de San Juan.

El pueblo de Bossost se encuentra a tan solo 20 Km del pueblo de Vielha y lo cruza el rio Garona.

En Bossost hemos recorrido el pueblo haciendo parada para visitar su Iglesia de La Asunción de María. Una de las iglesias románicas mejor conservadas que ha sido declarada Monumento Histórico Nacional.

A última hora y ya en Vielha paseamos por el centro del municipio.

Cuenta con un interesante núcleo histórico, comercial y una amplia oferta culinaria.

Restaurante Chapeau

En el segundo día nos preparamos para visitar sus montañas. Dos lugares encantadores que pudimos llegar en coche. Son unas excelentes excursiones para realizar en familía.

Por la mañana visitamos SAUT DETH PISH. Una espectacular cascada.

Su acceso se realiza desde el pueblo de Arrós por pista forestal asfaltada. Recorre el valle de Varradós. El coche lo aparcas en el Plan des Artiguetes desde donde, en pocos minutos, caminando llegamos a los saltos de agua.

El Saut deth Pish está formado por dos cascadas, la principal y la más espectacular de unos 20m de altura, y la inferior de unos aproximádamente 5m. Las aguas de las cascadas provienen subterráneamente en gran parte del lago Long de Liat situado unos kilómetros más al norte.

Un paseo por los alrededores de la hermosa cascada y del refugio nos permite descubrir el increíble paisaje de la zona, donde destaca el pequeño lago de montaña de Varradós.

Ya de bajada hacia el pueblo de Pont d’Arròs, fuimos parando para observar los bonitos paisajes que encontramos por el camino.

A comer nos paramos en el HOTEL PEÑA . Se encuentra en el pueblo de Pont d’Arròs, justo al lado de la carretera que va a las cascadas.

Uno de los platos que podimos tastar fue la olla aranesa. Plato típico de la zona.

Después de comer nos dirigimos a Artiga de Lin / Uelhs deth Joeu

En el pueblo de Es Bòrdes, a 7 km de Viella siguiendo por la N-230, en dirección Francia, empieza la carretera asfaltada que remonta todo el valle del río Joèu.

Siguiendo esta carretera durante aproximadamente unos 8 km se llega al primer aparcamiento. Unos metros más arriba tienes el segundo parking el de los Uelhs deth Joeu. Más adelante encuentras un hermoso prado, es Artiga de Lin.

En verano hay un tren que hace la ruta desde el primer parking que nos encontramos, a la parada dels Uelhs detn Joeu, y al parking de Artiga de Lin. Cuando fuimos nosotros en el mes de septiembre ya no funcionaba por lo que hicimos la ruta con nuestro coche.

Si os gusta caminar hay una ruta circular para disfrutar del paisaje. Os dejo el enlace para más información.

Nosotros fuimos primero a Artiga de Lin. Allí nos encontramos con un refugio de nueva construccion rodeado de unas impresionantes montañas.

El valle de la Artiga de Lin es uno de los parajes más bellos a los que se puede acceder fácilmente en la Val d’Aran.

A pocos metros descubrimos una pequeña cascada atravesando el bosque.

Después de caminar un poco por el valle y hacer unas cuantas fotografías nos dirigimos a ver la impresionante cascada de Uelhs deth Joeu.

Sus aguas desaparecen por arte de magia en el Forau de Aigalluts y provienen del Aneto. Reaparecen aquí en Uelhs Deth Joeu.

Un lugar impresionante, nos encanto.

Ya de regreso y después de reponer fuerzas en el hotel volvimos a dar un paseo por Vielha.

En nuestro tercer y último día nos dirigimos hacia el otro extremo del valle de Arán por la carretera que nos lleva a Baqueira Beret. La mayor estación de esquí de España. Cerrada en esta época del año, otoño.

Fuimos a conocer la villa de Bagergue

Un pueblo de montaña encantador, con casas de piedra, tejados de pizarra y balcones de madera. Bagergue está situado en lo más alto de la Val d’Aran, situado a 1419m.

Este pequeño pueblo ostenta la máxima distinción en el movimiento Viles Florides. Este movimiento quiere mostrar y poner en valor la riqueza natural y paisajística del territorio, mediante el reconocimiento público de todos aquellos proyectos de ajardinamiento, ornamentación floral, mobiliario urbano y espacios lúdicos que, tanto en el ámbito público como privado, son un ejemplo a seguir.

Paseando por sus calles llegamos al Museo Eth Corrau con más de 2500 piezas y utensilios antiguos donde se puede observar la historia de usos y costumbres de la Val d’Aran.

Se trata de un antiguo corral, donde pueden contemplarse todo tipo de enseres y objetos que definen la cultura y tradiciones de la zona. Muchos formaron parte del hogar de la familia Moga, pero también hay otros adquiridos o recibidos como obsequio. Juntados con la finalidad de elaborar una colección museística digna de ser visitada.

La entrada cuesta 2,50€ por persona.

Y para acabar la visita del Valle de Arán visitamos Salardú.

En la época medieval fue una Villa fortificada. En la parte alta de la localidad, donde hoy se encuentra la Iglesia, existía un Castillo, hoy apenas quedan restos de él.

Destaca la iglesia de sant Andreu. Un edificio construido entre los siglos XII-XIII. En él se juntan el arte románico y gótico. El Campanario uno de los más sobresalientes del Valle, es del siglo XV y tiene un carácter fuertemente defensivo.

En la Iglesia se encuentra el famoso Cristo de Salardú, talla del siglo XII considerada una de las más valiosas del románico de la zona.

Y esperando volver pronto nos despedimos de Viella y del Valle de Arán.

Laminilaura
Deseo que os sea interesante la información y os sirva de inspiración para vuestras excursiones.

Saludos. LAURA de Rincón de Colores.